Una enfermera de NY se declara culpable por decapitar hijo de 7 años alegando perturbación mental

NUEVA YORK.- En uno de los crímenes más sonados de las últimas décadas conectado al felicidio, Hanane Mouhib, una enfermera de 38 años de edad, se declaró ayer culpable en la Corte Superior de la ciudad de Rochester, condado Monroe, de haber asesinado y decapitado a su hijo, Abraham Cárdenas de 7 años de edad, alegando perturbación mental.

El horrendo felicidio, fue cometido por la madre asesina el jueves 5 de abril 2018 y fue detenida en esa fecha, y recluida sin derecho a fianza en la cárcel del referido condado donde sigue presa. 

El periódico local de la ciudad de Rochester, Democrat & Chronicle dijo anoche que ella mató al niño en la residencia que compartían en el suburbio Suecia. 

Los fiscales dicen que usó un cuchillo de cocina largo para apuñalar al niño en el área superior izquierda de la espalda como en el cuello, y le cortó la cabeza. 

El alguacil del condado de Monroe, Todd Baxter, describió la casa como una escena del crimen extrema y horrible en una conferencia de prensa un día después del decapitamiento del menor. 

Cuando los agentes llegaron a la escena por la noche, tuvieron que usar gas pimienta y una pistola Taser para desarmar y doblegar a la madre después de que ella se negó a dejar caer el cuchillo que sostenía, detalla el periódico. 

Baxter también dijo que el 5 y el 8 de marzo se hicieron llamadas desde la casa para solicitar asistencia de salud mental. 

La cadena NBC News reveló que del 8 al 26 de marzo, Mouhib permaneció voluntariamente en un centro de salud mental y había sido dada de alta con un plan de atención. 

El niño decapitado era un estudiante de primer grado en una escuela primaria en Brockport, dijo la cadena. 

Mouhib se graduó de The College at Brockport, de la Universidad Estatal de Nueva York en 2011 con un título en enfermería, y había trabajado para el centro médico Rochester Regional Health desde enero de 2016 hasta enero de 2017. 

La declaración inusual presentada por Hanane Mouhib en Rochester el miércoles significa que los fiscales acordaron que prevalecería una defensa de locura si el caso llegaba a juicio, reportó el periódico local. 

La enfermera apuñaló asesinó y decapitó a su hijo mientras otros familiares estaban en su casa. 

La oficina del fiscal de distrito del condado Monroe encargó una evaluación psiquiátrica independiente que encontró que Mouhib estaba experimentando síntomas continuos de enfermedad mental y que no podía apreciar sustancialmente la ilicitud de su conducta, añadió el periódico. 

“Aunque las disposiciones de este tipo son raras, el procedimiento de hoy fue el resultado más apropiado que el sistema de justicia penal puede ofrecer. Nuestros pensamientos más profundos permanecen con la familia de Abraham Cárdenas y Hanane Mouhib”, dijo la fiscal de distrito del condado de Monroe, Sandra Doorley. 

El mes anterior a que ella empuñara un cuchillo contra su hijo, Mouhib había llamado a la oficina del alguacil en busca de ayuda por problemas de salud mental. 

 

Había sido ingresada en un hospital entre el 8 y el 26 de marzo para recibir tratamiento psiquiátrico. 

 

Mouhib ha estado bajo custodia desde su arresto y será evaluada por el Departamento de Salud Mental del Estado de Nueva York para determinar dónde será internada y tratada. 

 

Regresará a la corte el 9 de noviembre.

Comentários no Facebook

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful