Templates by BIGtheme NET

Sicario afirma habría asesinado una joven por equivocación

SANTO DOMINGO.- El hombre que mató a las jóvenes Natasha Sing y Suleyka Flores Guzmán cobró la suma de RD$200 mil por cada una, y alegó en los primeros interrogatorios que asesinó a Natasha por equivocación.

Acusados-de-dos-muertes

Se trata de Amauris Soriano García (a) Nevado, quien habría admitido que fue la persona que disparó a las dos mujeres, cuyos hechos ocurrieron el lunes siete de abril y el lunes 28 del mismo mes a las ocho de la mañana.

Con relación a estos hechos, un equipo élite de la Policía persigue a Luis Abel Mariano Pérez (a) Luisito, quien, según contó el vocero de la Policía, coronel Jacobo Mateo Moquete, anda fuertemente armado y, además, porta la pistola con que se cometieron los crímenes.

En los interrogatorios hechos entre la noche del martes y la mañana de ayer, Soriano García, apresado en San Francisco de Macorís, reveló que Mariano Pérez era su compañero a la hora de cometer ambos crímenes.

Reveló, además, que cobró RD$200 mil por cada muerte, y que mató a Natasha, porque su carro, un Daihatsu, se parece mucho al de Suleyka.

Sin embargo, todavía ayer en la tarde no había revelado el autor intelectual de ambas muertes, ni tampoco los motivos que tuvo esa persona para ordenar los crímenes.

Tanto Suleyka como Natasha residían en mismo complejo habitacional, Vereda Tropical, una frente a la otra. Suleyka vivía en el apartamento 2D del edificio 7, mientras que Natasha vivía en el apartamento 3A del edificio 4, los edificios quedan uno al frente del otro.

Explicó que el apresado declaró que la muerte de Natasha Sing Germán, sobrina del presidente del Colegio Médico Dominicano, Pedro Sing, se debió a una confusión, ya que el objetivo era asesinar a Suleyka Flores Guzmán.

Según los vecinos del residencial Vereda Tropical, en Santo Domingo Este, las jóvenes tenían cierto parecido físico, así como algunas características en común. Coinciden en que ambas eran muy tranquilas y trabajadoras: salían a sus trabajos temprano en la mañana y regresaban en la noche.

En los últimos días, el sicariato ha cobrado varias vidas, una de ellas fue la de José Francisco Durán de Castro, un empleado de Salud Pública, quien recibió nueve balazos de once que le dispararon dos hombres a bordo de un motor, momentos después que el hoy occiso dejara a su sobrina en un centro educativo ubicado en la calle 37 del ensanche Luperón.

Otra muerte por encargo fue la de Adalgisa Vanessa González González, de 33 años, tiroteada la madrugada del 26 de abril, cuando compartía con unos amigos frente a su residencia en Sabana Perdida.

En ese mismo sentido, la Policía mató a Rubén Darío Amador Arias (Nene Paludismo), quien residía en la calle 4 de El Fundo; Rafael Manuel Vicente Amador, en el barrio La Saona; Rafael Emilio Emilio Pérez Peguero (Pití), en El Fundo, y Jorge Vizcaíno Martínez, en la calle Respaldo Nicolás Heredia de Baní.

La Policía presume que este grupo iba a matar a dos narcotraficantes y además tienen la certeza de que estos mataban por encargo en Baní y Santo Domingo, y que pertenecían a una red de sicariato internacional.

Comentários no Facebook

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful