Jeanie Buss, la primera mujer propietaria de un equipo campeón de la NBA: Los Angeles Lakers

LOS ÁNGELES.- Jeanie Buss dejó una marca en el deporte el domingo 11 de octubre de 2020, cuando recibió el Trofeo Larry O’Brien al ganador de las finales de la National Basketball Asociation, la mítica NBA. “Buss es la primera mujer dueña de un equipo campeón en la historia la NBA”, la describió LA Magazine. A los 59 años, la hija de Jerry Buss condujo a los Los Angeles Lakers al triunfo en el año coronavirus. “Pocos equipos profesionales son propiedad de mujeres en los Estados Unidos, y entre ellos sólo uno puede jactarse de un campeonato”, agregó la publicación.

Un ícono del deporte y una defensora de los derechos de las mujeres en este campo, la legendaria tenista Billie Jean King, también celebró a Buss: “Felicitaciones a nuestra querida amiga Jeanie Buss, propietaria de los Lakers y la primera mujer dueña que gana un campeonato de la NBA”, tuiteó, con el hashtag #WhenWomenLead, cuando las mujeres son líderes.

El padre de la presidenta del equipo que encabeza LeBron James, Jerry Buss, compró a los Lakers en 1979 y se tomó algunos años antes de asumir el control de la operación. Cuando él murió, en 2013, distribuyó el 66% del equipo, que estaba en su poder en ese momento, en partes iguales entre sus seis hijos; Jennie, quien siempre tuvo un interés particular en los negocios, asumió como presidenta del equipo, pero las operaciones deportivas quedaron en manos de su hermano Jim Buss.

Ese era el plan de su padre, que también quería que ella fuera la representante de los Lakers en la Junta de Gobernadores de la NBA; ella siempre estuvo de acuerdo, pero al llegar el momento de asumir como gobernadora observó que le faltaba información “sobre el proceso de decisión” dentro del equipo y que no siempre se sentía “suficientemente involucrada”.

El resto de la familia también tuvo algo que decir, al igual que otros accionistas; el tema llegó a los tribunales y condujo a una pelea judicial que terminó en marzo de 2017 con el triunfo de Jeanie Buss. Ella asumió plenamente como propietaria a cargo del control, terminó con la gestión del gerente general Mitch Kupchack y lo reemplazó por el agente de deportes Rob Pelinka, con quien había hablado en secreto durante el juicio.

Y sobre todo Buss aceptó la renuncia de su hermano como vicepresidente de Operaciones de Basquetbol y nombró en su lugar a Earvin “Magic” Johnson. La estrella, que jugó para los Lakers entre 1979 y 1991, y en 1996, también había sido vicepresidente, entrenador y accionista de la organización.

“El mensaje es claro: no subestimen a Jeanie Buss», dijo entonces su abogado, Adam Streisand. “Ahora que los Lakers tienen la capacidad de concentrarse en la cancha de básquetbol y no en los tribunales, creo que los fanáticos pueden sentirse aliviados”.

Pelinka hizo dos movimientos para fortalecer a Buss: contrató al entrenador Frank Vogel y luego a James, cuya llegada al equipo señaló la entrada a una nueva era. Y fue la estrella del equipo quien la abrazó con fuerza el domingo 11, cuando Buss, conmovida porque los Lakers acababan de ganar, comprendió que tenía que dar un discurso de aceptación.

Según ClutchPoints, el basquetbolista —le refirió Buss a Tania Ganguli, de Los Angeles Times— le dijo: “Hice lo que vine a hacer. Esto es lo que queríamos conseguir, y lo logramos”. Ella cerró los ojos. “Creo que el abrazo, tan largo, fue para que yo pudiera comprender realmente lo que había pasado. Él ha ganado varios campeonatos ya y sabe que hay que valorar y reconocer esos momentos”.

Si bien durante los años de Jerry Buss los Lakers habían ganado algunos trofeos, esta vez era la primera para esta mujer nacida en 1961 en Santa Monica, California, quien fue pareja de Phil Jackson, ex entrenador de los Lakers que llevó al equipo a cinco títulos, entre 1999 y 2016.

Comentários no Facebook

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful